Suramérica

La Capilla del Hombre una no muy convencional

Cuando estuve estudiando la Licenciatura en Letras uno de mis profesores predilectos me introdujo al arte del ecuatoriano Oswaldo Guayasamín. 10 años más tarde tuve la dicha de visitar su humilde morada, ahora hermoso museo, donde se albergan un sin fin de obras y artefactos de colección. Aparte del museo está la Capilla del Hombre, como su nombre lo sugiere, es un edificio sagrado que honra a la humanidad.  

image5

La razón por la que me fascinó Guayasamín fue por la temática de sus obras y su simbología. Además de la fuerte emoción que te inunda al estar frente a sus pinturas. El artista era un defensor de los derechos humanos. Abogaba por los pobres e indígenas que siempre se han visto desplazados dentro de su propia tierra. A través de sus pinturas manifestaba los abusos, el dolor y la indignación que sentía por las atrocidades cometidas en contra de su pueblo. ¿Quién mejor que él que vivió en carne propia la discriminación para denunciar las injusticias de la vida?  

image2

Tanto en La Capilla del Hombre como en la Casa-Museo, hay pinturas donde encuentras cuerpos retorcidos de dolor o inclusive deformados que realmente te hacen reflexionar acerca del sufrimiento y la desdicha del prójimo, una temática recurrente en sus obras. En lo personal no sé mucho de arte, pero cuánto necesitas realmente saber para comprender el mensaje de Guayasamín. En este viaje no fui a convertirme en una crítica de técnicas de pintura. Estuve como cualquier otro turista promedio que tiene curiosidad por conocer la cultura y dejarse encantar por ella.  ¡Y vaya que quedé fascinada!

Aparte de las exposiciones, el museo te brinda la oportunidad de tener acceso al taller donde el artista realizaba sus obras, y de mirar un video que te transporta al momento en el que Guayasamín pintaba un retrato de su amigo Paco de Lucia, un reconocido guitarrista de flamenco; que al igual que el pintor, abogaba por los derechos de los marginados, pero este con guitarra en mano. Además de pintar al guitarrista español, Guayasamín hizo retratos de varias figuras políticas y del ambiente artístico y literario entre ellas se encuentran: la activista guatemalteca Rigoberta Menchú, el escritor colombiano Gabriel García Márquez; la cantante argentina Mercedes Sosa, el poeta y diplomático chileno Pablo Neruda y el revolucionario comunista Fidel Castro. Este último tengo entendido que fue pintado varias veces a través de los años.

image24-800x293

Guayasamín ganó notoriedad mundial no sólo por su talento, sino que también por su controversial mural en el Palacio Legislativo de Ecuador donde pintó un esqueleto llevando un casco nazi con las siglas CIA. Al gobierno americano no le causó nada de gracia, e inclusive cuando fue su inauguración, el embajador de los Estados Unidos se retiró de la ceremonia bastante ofendido.

Cualquiera que sea el propósito de tu visita a Quito y comulgues o no con los ideales de Guayasamín, no dejes pasar la oportunidad de visitar este museo, te llevarás gratas sorpresas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s