Qué es realmente la cultura “hipster” de hoy en día

Después de consultar a varios amigos, compañeros y desconocidos, pude comprender un poco el significado del término hipster. Según ellos, se trataba de un nuevo estilo de mal vestir. Un tipo de moda retro en la que los individuos, que tienen de entre quince a treinta años, usan ropa usada vieja, se revelan contra el mundo, escuchan música alternativa y visitan cines independientes.  Como no quedé muy convencida con dicha descripción, me valí del Internet y emprendí un búsqueda que arrojó un poco más de detalles acerca del fenómeno.

Se dice que el término hipster data de los años 40 y era usado para referirse a los aficionados del Jazz que adoptaban la manera de vivir de los músicos de dicho género: vivían de una forma muy relajada, utilizaban marihuana y otras drogas, se vestían de una manera muy particular y eran pobres por decisión propia. Los hipsters contemporáneos se apropiaron del nombre en los años 90 y no hicieron ni el mínimo intento por capturar su esencia. Se convirtieron en una subcultura que va en busca de lo poco popular. Los chicos tratan de ser únicos, acuden a sitios poco comunes,  se visten de una forma un poco desaliñada, consumen comida orgánica y rechazan todo lo que se asocie a lo conocido como cultura mainstream.

De acuerdo a los críticos, el movimiento hipster se puede definir como una reacción postmodernista, producto de una sociedad consumista, que trata de imitar una forma o estilo de vida pasado, muerto; que tuvo mucho éxito y sobretodo sentido durante sus años. El estudioso Fredric Jameson, describe este tipo de comportamiento como Pastiche: una copia sin sentido ni gracia de algo único. Jameston ve este tipo de imitaciones como una pobre manifestación cultural. Explica que, en sí, ya no existe nada que innovar, todas las combinaciones posibles de creatividad se han agotado y lo único que le queda a esta generación es imitar estilos pasados. Si continuamos analizando a los hipster  y comparándolos con la ideología de Jameston podemos observar que de cierta forma esta subcultura cae dentro del concepto de “nostalgia”, y aunque este movimiento no proviene de una película, es una forma de añorar o anhelar el pasado de una manera inconsciente, pero que no termina de capturar su importancia ni su sentido de ser.

La cultura hipster de hoy en día es simplemente una copia sin esencia, como expresaría Jameston, de lo que algún día fue el estilo de los amantes del Jazz de los 40. Una réplica fallida que poco a poco se va alejando de la idea principal de ser único, anti-moderno y alternativo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s